¿Cómo empezar a patinar?

¿Cómo empezar a patinar?

junio 17, 2020 0 Por Víctor María

Comenzar con la patineta comienza con obtener los materiales adecuados para evitar lesiones y otros inconvenientes que puedan surgir. Luego, es experimentando con varios movimientos y adoptando varias posiciones que los principiantes se familiarizarán con su equipo. Tienes que empezar por aprender a deslizarte, a detenerte, a girar mientras trabajas el equilibrio en una superficie horizontal.

Empieza a andar en patineta, elige el equipo adecuado

Como cualquier deporte, necesitas protección para evitar lesiones. En el skate, tienes que protegerte la cabeza, los codos, las muñecas, las rodillas y los tobillos. Para empezar a patinar es necesario elegir el casco según el tamaño de la cabeza y arreglarlo bien. Lo mismo ocurre con otros equipos, es importante no jugar sin las protecciones al empezar.

Cuando se trata de zapatillas, elige zapatos sin tacones, planos en las suelas para favorecer el agarre con el patín. También reducen el riesgo de lesión en el tobillo y le permiten encontrar rápidamente el equilibrio. También es más fácil maniobrar la patineta con este tipo de zapatillas.

Antes de empezar a patinar, dependiendo de tu peso, talla y lo que quieras hacer, puedes buscar el consejo de un experto antes de comprar tu patín. Existen patinetas clásicas que te permiten realizar diferentes saltos y trucos y tablas largas que son aptas para principiantes y corredores a los que les gustan las distancias largas y medias.

Conviértete en uno con tu patineta

La forma más práctica de averiguar qué está pasando con tu patineta es probándola. Entonces, para comenzar a patinar, debes encontrar un lugar para jugar, ponerte las protecciones, luchar contra tus miedos y comenzar. Para probar el patinaje, debes intentar mover un pie hacia adelante para ver qué está pasando, doblar las rodillas, cambiar el peso. El objetivo es entender qué sucede cuando tomas nuevas posiciones: cambio de dirección, pirueta, giro, etc.

Tienes que averiguar en qué posición te sientes más cómodo; es decir, con el pie izquierdo al frente o con el pie derecho. Las dos prácticas más adecuadas son el pie normal y el pie torpe. La primera es poner el pie izquierdo sobre la tabla y empujar con el pie derecho. En cuanto al pie torpe, consiste en hacer lo contrario. Para empezar a patinar hay que probar ambas posiciones y luego juzgar cuál es la más cómoda. No hay reglas para esto, todos pueden adoptar la posición que más les convenga: un zurdo puede empujar con el pie derecho, por ejemplo.

Encuentra tu equilibrio, desliza y gira

Todo debe comenzar en una superficie horizontal; en otras palabras, aprenda a deslizarse. Con el asesoramiento de un instructor, es posible dominar esta técnica en unas pocas sesiones dependiendo de las motivaciones de cada uno. Sobre todo, debes saber que el descenso es más difícil de controlar dada la velocidad, o el desvío entre otros.

Luego, para comenzar a patinar, debes aprender a detenerte reduciendo la velocidad primero y frenando después. Las tablas largas permiten que esta maniobra se realice desplazando su peso hacia atrás para usar la tabla como freno presionándola suavemente contra el suelo.

También en las bases están las diversas maniobras como los traspasos a izquierda o derecha. Al cambiar su peso, puede girar. El ajuste de la patineta juega un papel importante aquí. Se pueden apretar o aflojar para poder girar fácilmente según su masa. Entonces está bien abordar otros trucos para divertirse más. Figuras como ollies o grinds.